Blog Academia B | RED DE REDES DE IMPACTO-María Isabel Irurita, Universidad ICESI, Colombia.
212
post-template-default,single,single-post,postid-212,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

RED DE REDES DE IMPACTO-María Isabel Irurita, Universidad ICESI, Colombia.

De la misma manera en que hoy en día, como sociedad, cuestionamos ese modelo de crecimiento económico y de desarrollo que podríamos llamar ´no sostenible´ y que ha dejado tantos daños irreparables, conceptos como bienestar,  felicidad,  empresa y hasta el de éxito están bajo escrutinio y cuestionamientos abiertos. Ya sabemos que los negocios dejados a sus anchas no llevan hacia el futuro que queremos, y en ese orden de ideas, hay un nuevo tipo de empresa ganando presencia, fuerza y adeptos alrededor del mundo. Se trata de empresas constituidas alrededor de propósitos sociales, ambientales, superiores y que van más allá de ambiciones puramente financieras, a las que nos referimos como Empresas B.   

Yo llegue hace casi 4 años a Cali, Colombia, para desarrollar una maestría en Innovación Social (https://www.youtube.com/watch?v=4Z0nbzC9i10), y en ese momento celebré que de manera simultánea surgiera Sistema B en Latinoamérica como una extensión y adaptación del trabajo pionero de B-Lab. En pocos años, Sistema B ha logrado sentar las bases de un movimiento transnacional, que su vez es una comunidad de práctica y de interés. Sistema B existe para promover el desarrollo de nuevas empresas tipo B, para fortalecer y crear una comunidad de aprendizaje y para compartir buenas prácticas con aquellas empresas que ya han sido certificadas, y para invitar a tantas otras a hacer su transición hacia un modelo más sostenible y amigable con la especie humana y con el planeta.

Para mí ha sido un placer haber incorporado el contenido de las empresas tipo B en mis cursos de innovación y de emprendimiento social, tanto en postgrados como en pregrado, en la Universidad Icesi y en otras universidades donde dicto clases como profesora invitada. Recomiendo la Evaluación B, un recurso de fácil acceso, más que como mecanismo de evaluación, como herramienta de planeación para los empresarios del futuro y como recurso educativo de gran valor. Y siempre, sin importar las características o el perfil de mis audiencias, escucho las mismas preguntas: ¿por qué no se enseñan estos temas en los programas de economía o en los cursos de administración de empresas? Pues bien, esta situación está cambiando. Si hoy son pocas las instituciones incorporando estos temas en sus currículos, dentro de pocos años nadie en el medio académico podrá decir que no conoce, no ha oído o no le interesa otro tipo de empresa.

Con su capacidad innata para innovar y para desafiar esquemas conocidos e imperfectos, ahora surge una nueva iniciativa desde Sistema B, esta vez dirigida a académicos, docentes, profesores, investigadores, estudiantes e interesados en general. Se trata de Academia B (www.academiab.org),  una plataforma que estará dedicada específicamente a difundir el conocimiento que este tipo de empresas generan, y que apoyará investigaciones que puedan ayudarnos a calcular su potencial o a responder las preguntas que los tiempos y los nuevos desafíos van planteando. No dudo que Academia B será el refugio de todos aquellos profesores y estudiantes que creen que es posible crear un sistema socio-económico más inclusivo y más justo, así como el punto de referencia de innovadores y emprendedores sociales de alto impacto. Y mientras nos volvemos mayoría, qué bueno que Academia B ofrezca un espacio para el conocimiento distribuido y de fácil acceso. Precisamente en este proceso nos encontramos otros amigos que de una manera muy afín vienen trabajando por resaltar la contribución de los negocios a los objetivos de desarrollo sostenible. Se trata de Aim2flourish (www.aim2flourish.com). Cuando nos conocimos, creímos que éramos hermanos gemelos hasta ese momento desconectados. Ahora en Aim2flourish promueven también la realización de estudios de caso sobre empresas tipo B. El surgimiento de nuevos tipos de empresas y de una nueva economía deben ir, sin duda, acompañados de nuevos paradigmas educativos y de investigación. Larga vida para iniciativas como éstas, que también funcionan como red de redes de impacto.

María Isabel Irurita
Directora
Maestría en Gerencia para la Innovación Social (Universidad Icesi, Cali, Colombia)
Embajadora Sistema B
(miirurita@icesi.edu.co)

Sin comentarios

Publica un comentario