Blog Academia B | ¿EXISTEN DIFERENCIAS DE GÉNERO EN LOS EMPRENDEDORES CON PROPÓSITO?- María Emilia Correa, Academia B
368
post-template-default,single,single-post,postid-368,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿EXISTEN DIFERENCIAS DE GÉNERO EN LOS EMPRENDEDORES CON PROPÓSITO?- María Emilia Correa, Academia B

Es decir, el hecho de nacer con una biología determinada, ¿afecta la forma como se hacen negocios con propósito?

Desde la posición “políticamente correcta” suponemos que el género debería ser un atributo neutro respecto del éxito de la empresa. Sin embargo escuchamos con frecuencia que hay algunos atributos “masculinos” más asociados al éxito empresarial, como la disposición al riesgo, autonomía en la toma de decisiones, confianza en las capacidades personales, resiliencia, ego o necesidad de control.  Por otra parte, esperamos que las mujeres tomen decisiones de forma más colaborativa, tengan más orientación al servicio, y muestren mayor aversión al riesgo.

Como explica Lianne Taylor[1] las diferencias de género aún permean la investigación y la percepción pública. Para Taylor las mujeres empresarias exitosas se identifican fuertemente con los atributos “masculinos”, y no cree que haya comportamientos que puedan ser considerados estrictamente de uno u otro género. El problema es que las mujeres empresarias reciben con frecuencia el consejo de “no comportarse como hombres”, de valorizar sus atributos de género, y sienten la presión de adaptarse a las expectativas de inversionistas y otros actores del ecosistema para ser vistas como creíbles y exitosas. Cuando hay conflictos entre trabajo y familia, la culpa y la ansiedad puede ser más fuerte para las mujeres, aunque Taylor afirma -basada en trabajos neurocientíficos-, que las decisiones de todos están igualmente influenciadas por las emociones y que es el contexto lo que termina influyendo en la empresaria. Mujeres y hombres se comportan de forma similar para aprovechar oportunidades de negocio, según Taylor, y lo que debemos hacer es evitar los estereotipos y expectativas de comportamiento determinado para motivar la entrada de mujeres al mundo del emprendimiento.

De otra parte, Gehman et al. presentan resultados de investigación muy interesantes[2]. En un artículo de próxima publicación afirman que al considerar a los emprendedores como un grupo homogéneo se oscurecen diferencias contextuales y de identidad entre hombres y mujeres.

Su investigación trabaja la pregunta: ¿Cómo afectan las diferencias de identidad de género y las diferencias de contexto, la probabilidad de que una empresa obtenga una certificación como Empresa B?

Su hipótesis es que las empresas lideradas por mujeres siguen una lógica de “desviación positiva”, es decir, es más probable que las mujeres busquen obtener una certificación del tipo Empresa B. Este efecto de género se amplifica en contextos donde hay menos interés en sostenibilidad y donde hay menos presión para obtener este tipo de certificaciones o identidades empresariales.

Utilizando información de la Evaluación de Impacto B acerca de 1251 Empresas B Certificadas en los EEUUU, información pública de las empresas, e información pública sobre los lugares donde hay más interés en temas de sostenibilidad en los EEUU, encuentran que su hipótesis tiene soporte en la realidad.

Concluyen que hay por lo tanto una oportunidad clave de reconocer y apoyar el papel de las mujeres en acelerar los ecosistemas de emprendimiento con propósito. Así mismo, consideran que es necesario entender aún mejor la forma como las mujeres logran construir identidades sociales distintivas para sus empresas, y la forma cómo enfrentan riesgos al asumir identidades pro-sociales en entornos poco propicios para las empresas con propósito.

Frente a estas posiciones en principio opuestas, en Academia B tenemos enorme interés de invitar a investigadores a profundizar en estos temas y ofrecer nuevos conocimientos a partir de la experiencia de empresarios con propósito en América Latina. En pocas semanas lanzaremos una convocatoria para apoyar investigación justamente acerca de las mujeres en el mundo de las Empresas B de la región. ¿Qué podemos aprender de las mujeres que lideran Empresas B en América Latina? Esperamos con este pequeño esfuerzo entusiasmar a la academia para desarrollar conocimiento que ayude a promover mejores ecosistemas de innovación en la región, y que apoye el desarrollo de políticas públicas que sean cada vez más acertadas en apoyar la construcción de una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas y de la naturaleza y no solo por las utilidades.

 

[1] HOW GENDER STEREOTYPES ARE STILL UNDERMINING THE CAPABILITY OF FEMALE ENTREPRENEURS. Lianne Taylor , Senior Lecturer in Entrepreneurship and International Business, Anglia Ruskin University. 26 May 2017. https://www.weforum.org/agenda/authors/lianne-taylor

[2] CERTIFIABLY DISTINCT: HOW GENDER ROLE IDENTITY AND THE SUSTAINABILITY CONTEXT AFFECT B CORP CERTIFICATION Gehman, Grimes Cao Gehman

Sin comentarios

Publica un comentario